Liposucción

Liposucción para llegar a donde las dietas no llegan (y para lucir unas bonitas piernas)

La cirugía estética es una subespecialidad de la cirugía plástica que está orientada a la mejora de la apariencia de ciertas partes del cuerpo por medio de procedimientos quirúrgicos. Si bien cierto que en España hay multitud de centros adecuados para ello, también lo es que en los últimos años las clínicas de estética en Barcelona se han convertido en un auténtico referente en todo el país.

Entre los muchos y variados procedimientos de cirugía estética uno que destaca es la liposucción. Se trata de la técnica quirúrgica que busca reducir los cúmulos de grasa que pueden aparecen en nuestro cuerpo y que no se pueden eliminar con una dieta. No es por tanto un tratamiento de la obesidad ni está aconsejada como técnica única. Y menos aún, si, además de existir esos cúmulos de grasa, la piel que los cubre es excesivamente laxa. Esto es así porque es la calidad de la piel la que va a determinar tanto el volumen de grasa que se extrae como el resultado que se puede esperar después de realizar una liposucción.

Piernas perfectas

Una de los zonas donde con mayor frecuencia se acumula la grasa es en los muslos. Algo que, por un lado, no sólo afea la silueta corporal, -sobre todo en las épocas de mayor exposición como el verano-. Sino que también produce, en muchos casos problemas de autoestima al dificultar enormemente escoger la ropa adecuada para nuestro físico.

Cuando esas adiposidades están en la cara externa de los muslos, produce las conocidas ‘cartucheras’. Otras veces el exceso se encuentra en la cara interna de los muslos, acompañada frecuentemente de flaccidez de piel y representa un problema de roce al caminar. También se puede presentar el exceso en las caras anterior y posterior de los muslos o en todo el contorno, produciendo un contraste entre el volumen por encima y por debajo de la cintura.

Para todos estos casos, la liposucción de muslos es eficaz para eliminar la acumulación de grasa. Antes de la intervención se realiza un marcaje preoperatorio sobre la piel que permite tener una referencia de las zonas de las liposucciones. Este marcaje es similar a un mapa geodésico y es una maniobra básica para garantizar el éxito de la intervención quirúrgica, ya que en el momento que el paciente se tumba en la mesa quirúrgica las referencias anatómicas se pierden.

Una vez que el paciente se encuentra en quirófano, se le aplicará la anestesia adecuada. Después de eso, y a través de pequeñas incisiones de 3-4 mm, se introducirá una solución de suero salino con distintos medicamentos para conseguir obtener, mediante la aspiración con finas cánulas, la grasa que deseamos, sin que el paciente experimente dolor ni presente una pérdida de sangre significativa.

Piernas perfectas

Una vez terminado el proceso de aspiración, se sutura cada incisión con un punto fino que se retirará a los 5-7 días. Además, en el mismo quirófano, se coloca al paciente una prenda de presoterapia que va a contribuir a que la piel se adapte al nuevo contorno que se ha creado, y que se llevará durante unas cuatro semanas. Tiempo que será menor para liposucciones poco voluminosas.

Durante las primeras horas del postoperatorio, el paciente presentará la salida de un líquido serohemático -similar al agua- por las pequeñas incisiones que se han realizado. Esto no sólo no es malo, sino que contribuye a una menor inflamación en el postoperatorio inmediato.

Para la mayor y más rápida recuperación tras la intervención, se recomienda dar paseos tan largos como se pueda. Porque está demostrado que ésta será más rápida y que la inflamación será menor cuanto antes se inicie una mínima actividad física.

Piernas perfectas

Es posible que durante los primeros días del postoperatorio se experimenten unas molestias, que la mayoría de las pacientes las refieren como agujetas intensas o la sensación que se tiene tras darse un golpe fuerte. De cualquier manera, son molestias tolerables con los analgésicos habituales. Al día siguiente se deben iniciar los masajes de drenaje linfático que son de capital importancia.

El resultado de todo este proceso será que podrás, no sólo lucir unas bonitas piernas, que te alegrarán la vista, sino que te sentirás mejor y más atractiva con lo que te pongas, porque te verás más guapa y estilizada.

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *