La invasión de los tonos pastel en la cuarta jornada de la MBFW Milán PV 2014

Bottega Veneta hizo un alego de desestruturación en sus propuestas combinado con la mucha holgura. Roberto Cavalli utilizó a la perfección los volantes y las perforaciones. Moschino, que hizo un juego entre bad girls-good girls en las salidas a dúo de sus modelos mostró un estilo muy, muy vintage, aunque con toques renovados. Y  Ermanno Scervino jugó a la perfección con los plisados, los rasos y los trench XXL.

Bottega Veneta

[nggallery id=199]

 

Roberto Cavalli

[nggallery id=200]  

Moschino

[nggallery id=201]  

Scervino

[nggallery id=207]  

javiertaulerweb

Javier Táuler
Director Street Details javier.tauler@streetdetails.es