Desfile Hannibal Laguna en la MBFW Madrid Otoño Invierno 2014

Hannibal Laguna: el éxtasis de la feminidad para la recta final de la MBFW Madrid

La cuarta jornada de la MBFW Madrid OI 2014 tuvo un nombre por excelencia. Hannibal Laguna. Como nos tiene acostumbrados, el diseñador venezolano afincado en Madrid hizo suyo el recinto madrileño. Su exulte de la feminidad, gusto, elegancia y buen hacer se confluyeron en otra colección sobresaliente. pero hubo más.

David Delfín inauguró la jornada con un retroceso a su estilo de siempre. Su falta de equilibrio en las propuestas ha sido la pauta dominante. Lo más destacado fue la puesta en escena con escalinata de andamio de fondo por el que se iban desfilando los modelos. Lástima, que lo que vimos en la pasada edición fuera un mero espejismo.

[imagebrowser id=234]

 

Pasado este cuasi-desierto, el mediodía fue, una vez más, para el éxtasis de otra sobresaliente colección de Hannibal Laguna.  Lo he dicho alguna vez, y lo repito, Laguna es el diseñador que desfila por la pasarela madrileña y que mejor conoce y entiende la fusión entre la feminidad y la moda más elegante y sensual. Las curvas, que predominan siempre en sus propuestas juegan al misterio, a la insinuación. No cae en la transparencia fácil y a destiempo. No Laguna no es así. Porque sabe que feminidad, sensualidad y elegancia han de ir necesariamente de la mano. Sus tejidos de raso, en colores entre apagados y cálidos, nos retrotraen a la mujer de los cincuenta. A una mujer auténtica, con curvas y con un porte digno del éxtasis de la retina.

[imagebrowser id=235]

 

Por su parte, Juanjo Oliva ha presentado su primera colección Elogy en la MBFW Madrid. Su propuesta ha estado predominada por una paleta de color dura y los dorados. Mucho ribeteado en sus vestidos, faldas de tubo por debajo de la rodilla y un toque muy ecléctico y cómodo.

[imagebrowser id=236]

 

María Escoté nos ha llevado a los ranchos texanos. Sus largos flecos, acompañados de estampados de vaca, las grandes estrellas en diversidad de colores inundando faldas, pantalones y blusas, junto a los imprescindibles sombreros cowgirl y las llamaradas han sido sus señas de identidad, al igual que lo muy ajustado de sus propuestas para pantalones y vestidos.

Carlos Díez, como nos tiene acostumbrados ha firmado un desfile, diferente. Muy diferente y exento de un patrón coherente. En esta edición se ha inspirado en las frías montañas y en los campos de concentración americanos. Los vestidos-túnicas hasta los tobillos, con los toques entre mongoles y siberianos de sus buzos así atestiguan lo primero, al igual que el detalle del maquillaje con la sombra de unas gafas de escalada recorriendo los ojos. Y lo segundo, se ha dejado ver por las sirenas que han invadido el recinto,  los monos naranjas y vede militar. Y siempre amplitud, amplitud y amplitud.

El final de la jornada fue para la peletería de la mano de Jesús Lorenzo y Miguel Moreno. El primero se centró en propuestas clásicas, mientras que el segundo lanzó un órdago al colorido, combinado en la mayoría de los casos con formas geométricas.

javiertaulerweb

Javier Táuler
Director Street Details javier.tauler@streetdetails.es

 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *