Desolación. Tristeza. Hastío. Todos esos sentimientos se agolpan al recibir la noticia del fallecimiento del genio Hubert de Givenchy. En la memoria de todos los que amamos la moda quedará el opening de la película Desayuno con Diamantes y ese vestido negro, cruzado a la espalda, con el que Audrey Hepburn apare en la Quinta Avenida contemplando el escaparate de Tiffanys. Y a esta obra de arte de la moda le han seguido infinidad más, de las que hacemos un somero resumen entre sollozos del genial discípulo de Balenciaga