Ese toque singular que consigue una combinación diez

María Jesús, blogger de Crímenes de la Moda, con sandalias Yokono

Sandalias: frescor, comodidad y diseño singular para el verano

Desde que el ser humano habita la tierra, y sobre todo, desde que hace caminatas y deambula de un lugar a otro, una de sus prioridades ha sido y es buscar abrigo para los pies y un soporte que le diera comodidad y frescor.

Según los datos disponibles hoy, las evidencias más antiguas señalan que la historia del zapato comienza aproximadamente en el año 10,000 a.C. Por aquel entonces surge lo que se conoce como las sandalias egipcias. Un tipo de calzado fabricado con paja trenzada que sólo el faraón y los máximos dignatarios del imperio podían llevar.

Habría que esperar hasta la llegada del imperio romano para que este complemento extendiera paulatinamente su uso. Fue gracias a la creación del gremio de los zapateros, que arrancó sus trabajos de manera estable en torno al 200 a.C. Sin embargo, se trató de una expansión liviana, puesto que en aquella época seguía siendo un completo sólo al alcance de unos pocos. No en vano, los esclavos andaban descalzos y los criminales usaban unos pesados zapatos de madera.

Sandalias egipciasSandalias egipcias.

A partir de la Edad Media, el mundo del calzado sufriría un cambio extraordinario. Poco a poco los zapatos dejaron de tener un significado simbólico y comenzaron tímidamente a popularizarse por el empuje que arrojaba su estética. Con todo, los zapatos empezaron a ser un elemento para resaltar las virtudes o esconder los posibles defectos de los pies de sus usuarios.

Pero cuando verdaderamente se experimentó una auténtica metamorfosis fue en el siglo XX. En aquellas primeras décadas se vivió un auténtico boom del calzado femenino que continua hasta hoy y que arrastra a millones de mujeres que se sienten atraídas por sus incontables encantos.

YokonoLook veraniego en tonos brown con sandalias.

Las variedades de calzado son hoy tan incontables como las estrellas del firmamento, aunque limitadas y acotadas por las circunstancias climatológicas. En la época estival, por ejemplo, donde el asfixiante calor aprieta más que nunca, predomina la utilización de las sandalias gracias a sus virtudes de frescor, comodidad y lucimiento estético. Un uso, que además, va acompaño de un diseño singular. Así, para un día de playa, lo aconsejable son unas sandalias flip flop. Para un paseo urbanita, unas romanas o gladiadoras. Para favorecer tu figura las cuñas. Para ir a la piscina, unas de estilo deportivo. O para dar un toque divertido y original a tus visitas turísticas unos zapatos mujer yokono.

Ya sabes. Escoge un zapatos que mejor se ajusten a tus necesidades particulares y a las circunstancias climatológicas de tu lugar de veraneo.

Titi Couture

Las abarcas: De calzado rural a icono chic del siglo XXI

Desde tiempo inmemorial las civilizaciones han diseño diferentes elementos para cubrir los pies y protegerse de picaduras de insectos y de reptiles, como método para prevención de infecciones, y por su puesto, para poder caminar largas distancias.

En Egipto, donde el imperio contaba con pedicuros para embellecer los pies, el primer calzado, la sandalia, con un diseño más evolucionado que las Havainas actuales, se utilizaba sólo para las ocasiones festivas. Puesto que para el día a día se reservaba un modelo mucho más pobre hecho de papiro. Pero a la sandalia le han salido miles de ramificaciones a lo largo de los siglos. Una de ellas, son las abarcas. Un calzado del que hay indicios de su existencia en torno al año 200 a.C. cuando los cartagineses pasaron por Menorca.

Habrá que esperar hasta el siglo XIX para corroborar y confirmar aquellos pretéritos vestigios. Será el archiduque de Habsburgo Luis Salvador, escritor, historiador y científico que en su obra Die Balearen in wort um bild (Las Baleares descritas desde la palabra y el dibujo) describía las características de la vestimenta menorquina. Y allí dice: Las abarcas es el calzado típico de la gente del campo. Es de cuero vuelto de vaca y confeccionado con unas suelas que se compran cortadas para montar en casa. Este texto, escrito entre los años 1875 y 1885 nos describe con precisión las características de este calzado tan de moda hoy durante las épocas calurosas del año, como el verano, o en regiones con temperaturas extremas como Menorca.

Titi Couture

Abarca es y ha sido siempre sinónimo de calzado rural, insular, cosido a mano, realizado en cuero y que cubre solamente la planta de los pies y se asegura con unas cuerdas o correas sobre el empeine y el tobillo. Sin embargo, a principios del siglo XX, con la aparición del neumático de caucho, las abarcas sufrieron un cambio sustancial. La modificación tuvo lugar al utilizarse dicha goma, ya gastada, e inservible para los vehículos, como suela. Eso supuso grandes beneficios para los trabajadores rurales ya que se consiguió solidificar su resistencia y su impermeabilidad para que sus usuarios habituales pudieran enfrentarse a las humedades del campo.

A esta mudanza le siguió otra, a mediados del siglo XX, que se extendió entre campesinos y pescadores. Estos gremios empezaron a servirse de lona gruesa sobrante de los toldos de los carruajes y las velas de las embarcaciones para su confección. Y pocos años después, las abarcas, tan propias de personas humildes y de los campos o mares, se extendió como la pólvora como un calzado idóneo para el verano entre la muchedumbre de la sociedad menorquina primero y del planeta mundo poco después. Prueba de esa expansión es la aparición, en la década de los ochenta, de los primeros empresarios de la zona que rediseñaron las abarcas, con materiales y formas diversas y que empezaron con las primeras producciones industriales de lo que empezó a recibir el nombre de menorquinas.

Titi Couture

En la actualidad, las abarcas o menorquinas, además de ser un calzado cómodo, flexible, transpirable y natural, son también el fruto de las tendencias en cuanto a colores y diseños. Y existen tantos modelos como las arenas del mar: planas, con cuña; estampados, flecos bicolores, tricolores, las borlas, pompones, bordados, pedrería, lazadas o con cordones. Un buen ejemplo de tendencias es el escaparate que ofrece Titi Couture.

Y junto a sus infinitos diseños, también sus interminables combinaciones tan fáciles y variadas como la vida misma. Podrás llevarlas con maxivestidos lisos o con estampados, con pantalones capri, de corte midi, shorts… Y para tus estilismos militares, festivaleros, casual o militares.

Titi Couture

Regalo boda Street Details

Nuestras Canvas y abanicos con las iniciales de los novios como obsequio de boda para los invitados

En Street Details nos encanta cuidar los detalles. Pero unos novios nos han superado… Se les ha ocurrido la idea de regalar nuestras Canvas de suela de color o clásicas y abanicos a sus invitados con las iniciales, de cada uno de ellos, bordadas o pintadas a mano. ¡Insuperable!

 

Desde luego, más que un buen recuerdo, repleto de cariño, para los que te acompañan en el día más importante de tu vida!!!!

 

Escríbenos a tienda@streetdetails.es o llámanos al 687 52 02 97 para realizar tu encargo.

UNO de 50

Joyería artesanal o el arte de jugar con el brillo en el rostro femenino entre esmeraldas y rubíes

Antaño era un signo indiscutible de estatus social. Y solo unas pocas podían lucir joyas. Pero andando los años, y sobre todo, a partir de la década de los veinte del siglo, estas piezas se han convertido, más que nunca, en un elemento decorativo.

 

En este proceso una fecha crucial fue 1922. Aquel fue descubierta la tumba de Tutankamón en Egipto y el hallazgo supuso un auténtico auge sin precedentes en la joyería. Turquesas y lapislázuli fueron los materiales más usados entonces. Y de gran importancia también fue la moda de los vestidos joyas, cubiertos tal cual cascadas de piedras preciosas, provenientes del cine.

 

New Look de DiorNew Look de Dior

 

En aquellos años, además, dos nombres, dos excelsas mujeres pusieron de moda lo que se conoció como la joyería ilusión. Schiaperelli y Chanel. Una disciplina que utilizaba cristales de vivos colores, sobre todo procedentes de la extinta Checoslovaquia. Consiguiendo así que los brillos de las esmeraldas y rubíes irradiaran eclécticamente los rostros femeninos.

 

Durante las décadas cuarenta-cincuenta aparecería y se impondría la joyería de pasta por grandes talentos como Cartier, Tiffany’s o Bulgari. Elaborado con joyas auténticas de diseños clásicos y naturalistas, como complementos idóneos del new look de Dior.

 

Tras el hastío proveniente, primero, del estilo Courrèges -y su invasión de las joyas de plástico en los sesenta-, y del hippy, después, en los años setenta, llegó otra época de gloria en los años gracias al toque barroco del denominado estilo nuevo. La recta final ha sido que hoy existe una convivencia pacífica entre la democratización de la joyería, la alta joyería y la joyería de saldo con diseño.

 

UNO de 50Campaña de publicidad de UNO de 50

 

Pero, independientemente de la época en cuestión, la joyería artesanal para hombre y para mujer siempre ha destacado por un sobrecogedor mimo y cuidado en cada pieza. Un arte que comienza por la definición de un concepto y unos bocetos, al que le sigue la creación de una pieza master en la que se incluyen todos sus rasgos característicos, un baño de oro o plata, y un cuidado proceso antialérgico para conseguir un resultado perfecto. Hoy, el desenlace de este camino puede verse en todo su esplendor en grandes citas como Madridjoya: el Salón Internacional de Joyería y Relojería Urbanas y de Tendencia que se celebrará del 7-11 de septiembre en la capital.

 

Hoy, además de los salones internacionales, la batalla por crear tendencia en joyería se encuentra en las redes sociales. Un buen ejemplo de cómo transmitir a través de ellas los valores de exclusividad y diseño único es la casa española UNOde50. Su buen hacer se observar si entras en la cuenta de Twitter de UNOde50. A través de ella podrás conocer los grandes tips del sector y las novedades que van llegando a la joyería artesanal.