Ese toque singular que consigue una combinación diez

MARKHAM STAGERS / homify.es

Otoño: Tiempo para tu salón (tiempo para tí)

El desplome térmico, nos hace presagiar, con acierto, que paulatinamente estamos entrando en el otoño. Una época del año en la que, muchos, nos refugiamos en nuestros hogares. Y más en concreto aún en nuestro salón. A lo largo de los próximos meses, esa estancia se convertirá en nuestra cueva de ermitaño con chimenea y libro incluidos, para los más afortunados. Porque, al igual que podemos conocer a las personas con la música que guardan en sus iPod, -realidad que tan bien refleja la película Begin Again-, nuestros salones son un reflejo de lo que somos, pensamos y amamos.

De hecho, históricamente, la única estancia que existía en las primitivas construcciones era el salón. Allí se ha desarrollado y se sigue desarrollando, toda la vida de familiar. Porque es el lugar en el que cocinamos, comemos, dormimos…

SUSANNA COTS INTERIOR DESIGN / homify.es
SUSANNA COTS INTERIOR DESIGN / homify.es

Hoy, en decoración, estamos volviendo a los orígenes. Estamos experimentando un auténtico Back to Basics. Volvemos a los inicios. Y hoy, los salones vuelven a ser esos espacios multifuncionales de antaño.

El motivo de esta reorganización, no hay que buscarlo sólo en la escasez de metros y en los elevados precios de la vivienda, que también. Sino, que, hoy, las claves de un salón moderno vienen también derivadas de la impronta de una corriente cultural y estética que aboga por unificar en una sola estancia todas las áreas comunes o zonas públicas de la vivienda. Para ello, nuestros salones se están ampliando con el derribo de tabiques que limitan nuestro campo visual, consiguiendo así espacios de libertad, desahogo y puro esparcimiento en el ubi capital para nuestra existencia.

DOM ARQUITECTURA / homify.esDOM ARQUITECTURA / homify.es

Sin embargo, a ese espacio, una vez que lo hemos configurado y moldeado a nuestro gusto, le dotamos de nuestra impronta personal. Para ello, ojeamos miles de revistas de decoración, como AD o Nuevo Estilo, por citar sólo algunas. Vamos a exposiciones de pintura y escultura para coger ideas. Nos fijamos en los salones que aparecen en miles de películas y series de televisión… Y todo para conseguir esa zona multitarea, con un entrelazamiento de estilos y diferentes equipamientos: cocinas integradas que desaparecen al escamotearse en las paredes, encimeras de nuevos materiales que compatibilizan su uso en la cocina con el de la mesa del comedor o de trabajo, sofás convertibles en camas, literas o divanes…

Así que, aprovecha el otoño para poner a punto tu salón, en el que pasas miles de millones de horas.

 
Sorteo Calcetines Street Details Temporada Otoño-Invierno 16-17

Ya tenemos ganadores de nuestro sorteo de calcetines de la temporada OI 16-17

Enhorabuena!!!

Cinco personas podrán disfrutar, GRATIS, de nuestra colección de calcetines de la temporada Otoño-Invierno 16-17.

Enhorabuena a!!!!:

  • Raquel Aldaz.
  • Begoña Pérez.
  • M. Teresa Llamas.
  • Paloma Aznar.
  • María Táuler.

    Sorteo Calcetines Street Details Temporada Otoño-Invierno 16-17

    * Deseando veros con ellos puestos y que nos enviéis fotos de vuestros outfits para compartirlos con todos los streetdetails lovers. Escribir al correo tienda@streetdetails.es

 
María Jesús, blogger de Crímenes de la Moda, con sandalias Yokono

Sandalias: frescor, comodidad y diseño singular para el verano

Desde que el ser humano habita la tierra, y sobre todo, desde que hace caminatas y deambula de un lugar a otro, una de sus prioridades ha sido y es buscar abrigo para los pies y un soporte que le diera comodidad y frescor.

Según los datos disponibles hoy, las evidencias más antiguas señalan que la historia del zapato comienza aproximadamente en el año 10,000 a.C. Por aquel entonces surge lo que se conoce como las sandalias egipcias. Un tipo de calzado fabricado con paja trenzada que sólo el faraón y los máximos dignatarios del imperio podían llevar.

Habría que esperar hasta la llegada del imperio romano para que este complemento extendiera paulatinamente su uso. Fue gracias a la creación del gremio de los zapateros, que arrancó sus trabajos de manera estable en torno al 200 a.C. Sin embargo, se trató de una expansión liviana, puesto que en aquella época seguía siendo un completo sólo al alcance de unos pocos. No en vano, los esclavos andaban descalzos y los criminales usaban unos pesados zapatos de madera.

Sandalias egipciasSandalias egipcias.

A partir de la Edad Media, el mundo del calzado sufriría un cambio extraordinario. Poco a poco los zapatos dejaron de tener un significado simbólico y comenzaron tímidamente a popularizarse por el empuje que arrojaba su estética. Con todo, los zapatos empezaron a ser un elemento para resaltar las virtudes o esconder los posibles defectos de los pies de sus usuarios.

Pero cuando verdaderamente se experimentó una auténtica metamorfosis fue en el siglo XX. En aquellas primeras décadas se vivió un auténtico boom del calzado femenino que continua hasta hoy y que arrastra a millones de mujeres que se sienten atraídas por sus incontables encantos.

YokonoLook veraniego en tonos brown con sandalias.

Las variedades de calzado son hoy tan incontables como las estrellas del firmamento, aunque limitadas y acotadas por las circunstancias climatológicas. En la época estival, por ejemplo, donde el asfixiante calor aprieta más que nunca, predomina la utilización de las sandalias gracias a sus virtudes de frescor, comodidad y lucimiento estético. Un uso, que además, va acompaño de un diseño singular. Así, para un día de playa, lo aconsejable son unas sandalias flip flop. Para un paseo urbanita, unas romanas o gladiadoras. Para favorecer tu figura las cuñas. Para ir a la piscina, unas de estilo deportivo. O para dar un toque divertido y original a tus visitas turísticas unos zapatos mujer yokono.

Ya sabes. Escoge un zapatos que mejor se ajusten a tus necesidades particulares y a las circunstancias climatológicas de tu lugar de veraneo.

 
Titi Couture

Las abarcas: De calzado rural a icono chic del siglo XXI

Desde tiempo inmemorial las civilizaciones han diseño diferentes elementos para cubrir los pies y protegerse de picaduras de insectos y de reptiles, como método para prevención de infecciones, y por su puesto, para poder caminar largas distancias.

En Egipto, donde el imperio contaba con pedicuros para embellecer los pies, el primer calzado, la sandalia, con un diseño más evolucionado que las Havainas actuales, se utilizaba sólo para las ocasiones festivas. Puesto que para el día a día se reservaba un modelo mucho más pobre hecho de papiro. Pero a la sandalia le han salido miles de ramificaciones a lo largo de los siglos. Una de ellas, son las abarcas. Un calzado del que hay indicios de su existencia en torno al año 200 a.C. cuando los cartagineses pasaron por Menorca.

Habrá que esperar hasta el siglo XIX para corroborar y confirmar aquellos pretéritos vestigios. Será el archiduque de Habsburgo Luis Salvador, escritor, historiador y científico que en su obra Die Balearen in wort um bild (Las Baleares descritas desde la palabra y el dibujo) describía las características de la vestimenta menorquina. Y allí dice: Las abarcas es el calzado típico de la gente del campo. Es de cuero vuelto de vaca y confeccionado con unas suelas que se compran cortadas para montar en casa. Este texto, escrito entre los años 1875 y 1885 nos describe con precisión las características de este calzado tan de moda hoy durante las épocas calurosas del año, como el verano, o en regiones con temperaturas extremas como Menorca.

Titi Couture

Abarca es y ha sido siempre sinónimo de calzado rural, insular, cosido a mano, realizado en cuero y que cubre solamente la planta de los pies y se asegura con unas cuerdas o correas sobre el empeine y el tobillo. Sin embargo, a principios del siglo XX, con la aparición del neumático de caucho, las abarcas sufrieron un cambio sustancial. La modificación tuvo lugar al utilizarse dicha goma, ya gastada, e inservible para los vehículos, como suela. Eso supuso grandes beneficios para los trabajadores rurales ya que se consiguió solidificar su resistencia y su impermeabilidad para que sus usuarios habituales pudieran enfrentarse a las humedades del campo.

A esta mudanza le siguió otra, a mediados del siglo XX, que se extendió entre campesinos y pescadores. Estos gremios empezaron a servirse de lona gruesa sobrante de los toldos de los carruajes y las velas de las embarcaciones para su confección. Y pocos años después, las abarcas, tan propias de personas humildes y de los campos o mares, se extendió como la pólvora como un calzado idóneo para el verano entre la muchedumbre de la sociedad menorquina primero y del planeta mundo poco después. Prueba de esa expansión es la aparición, en la década de los ochenta, de los primeros empresarios de la zona que rediseñaron las abarcas, con materiales y formas diversas y que empezaron con las primeras producciones industriales de lo que empezó a recibir el nombre de menorquinas.

Titi Couture

En la actualidad, las abarcas o menorquinas, además de ser un calzado cómodo, flexible, transpirable y natural, son también el fruto de las tendencias en cuanto a colores y diseños. Y existen tantos modelos como las arenas del mar: planas, con cuña; estampados, flecos bicolores, tricolores, las borlas, pompones, bordados, pedrería, lazadas o con cordones. Un buen ejemplo de tendencias es el escaparate que ofrece Titi Couture.

Y junto a sus infinitos diseños, también sus interminables combinaciones tan fáciles y variadas como la vida misma. Podrás llevarlas con maxivestidos lisos o con estampados, con pantalones capri, de corte midi, shorts… Y para tus estilismos militares, festivaleros, casual o militares.

Titi Couture